Moda y diversidad

by / 0 Comments / 61 View / Febrero 24, 2017

Después de un año marcado por la diversidad racial, corporal y de edad, así como del transgénero, dentro de la industria de la moda en 2016, teníamos grandes esperanzas en ver eso mismo en los desfiles de la temporada de otoño de 2017 de Nueva York. Con el 31,9% de modelos no blancos, el pasado otoño de febrero de 2016 muestra fueron los más racialmente diversos que habíamos visto en los últimos años.

De acuerdo con el informe de diversidad post-NYFW de The Fashion Spot,  la diversidad racial de esta temporada mejoró, aunque marginalmente: el 31.5% de eventos incluyeron modelos de color.

Pero aquí es donde se ve el progreso real: por primera vez en la historia de la New York Fashion Week, cada desfile incluyó al menos un modelo de color: Gypsy Sport (87%), Chromat (77%), Kimora Lee Simmons (75%), Yeezy Season 5 (74%) y Marc Jacobs (66%) lideraron con su mayor proporción de razas. Mientras tanto, Chocheng (6%), A Detacher (7%), Jill Stuart (13%), Zang Toi (13%), The Row (13%) y Marchesa (15%) fueron los que menos se inclinaron por incluir modelos de color en sus filas.

La talla y la diversidad de edad también fueron frecuentes en esta temporada: Hubo 26 apariciones de modelos plus-size en nueve desfile incluyendo Chromat, Christian Siriano, Prabal Gurung y Michael Kors, seis mujeres mayores de 50 años y ocho modelos transgénero.

The Fashion Spot concluye su informe preguntando: ¿Estaba todo el mundo representado en Nueva York? La respuesta no es tan simple. “A diferencia de la temporada pasada, esta temporada hubo modelos de color en cada show, lo cual es positivo y sugiere que los actores de la industria finalmente reconozcan que es socialmente inaceptable no presentar un elenco racialmente diverso”, dijo Sara Ziff, pero todavía hay mucho que hacer. Veremos si este progreso continúa en Londres, Milán y París.

©Fashionista

Your Commment

Email (will not be published)